martes, 20 de abril de 2010

DERECHO DE AUTOR







La próxima vez que uses mi nombre
para tu álbum de imbéciles,
no olvides poner que el copyright
no es mío...

10 comentarios:

La Solateras dijo...

Rosita, con lo dulce que tú eres y cómo te pones de dura y de mordaz a veces...

Muchos besos

Rosa dijo...

Querida Ana, a veces hay que sacar las uñas para dejar las cosas en su sitio ¿no crees?.

Eres un cielo. Un abrazo corazón

Manuel dijo...

Eleeee... Me gusta tu poema!...

La trilogía nos llevó tiempo, pero este salió y creció "en estado puro": no ha necesitado ni un retoque.

Me gusta, definitivamente me gusta.

Y que los imbéciles se vayan a dormir la siesta...

Un beso.

Emilio Porta dijo...

Lamentablemente es el tipo de albumes que más prolifera. En cualquier caso los derechos de los poseedores suelen caducar antes de los 100 años.

Me gusta la precisión con que describes. Te repito lo que te digo siempre: que bien sintetizas. Ahora me doy cuenta de que, incluso, adjetivas bien y con la sonrisa en los labios.

Y lo curioso es que con este tipo de coleccionistas de fotografías y derechos ocurre como con los malos poetas: que nadie se da por aludido, se creen que se habla de los demás. De todas formas, algunos días, al levantarme, tengo la sensación de que no están solos. Que alguna vez, aunque sea en una esquina de la foto, sale una oreja mía. O un pie.

Y es que es muy dificil escapar a la gripe A. O a la costumbre de votar.

Estas últimas afirmaciones parecen no conectadas con tu poema. Pero, si lo piensas bien, no es así. Tu poema es tan bueno y sugerente que planteas la realidad en una elipsis. No se si me explico. Bueno, si no lo cogeis a la primera es que el comentario, aparentemente profundo, en realidad es muy ligero. Aunque también pueda ocurrir lo contrario: que la aparente ligereza de este comentario, en realidad, sea un análisis serio.

Port

Mari Carmen Azcona dijo...

Como siempre Rosa, conciso, fuerte y claro...completa identificación. ¿Quién no tiene un imbecil como el tuyo en su vida? Y lo peor es que tardamos en darnos cuenta de ello.

Sabes decir las cosas con contundencia pero sin perder la elegancia de tu ironía.
Enhorabuena.

Besos y abrazos.

Jesús Arroyo dijo...

Hola Rosa.
¿Puede un poema decir mejor lo que se siente?
Abrazitos.

Rosa dijo...

Perdón a todos por no dejaros mi agradecimiento antes. Palabra que os he leído, pero me ha faltado el momento de responder y daros la gracias sobre todo....

MANUEL cariño, aunque no recuerdo ahora qué trilogía nos llevó tiempo, seguro que fue un tiempo encantador, como casi siempre que compartimos poemas. Los imbéciles casi nunca duermen, porque no saben disfrutar de la paz, pero nosotros sí y ese es nuestro privilegio ¿verdad?.
Gracias por estar siempre

Rosa dijo...

Querido Emilio, tu comentario puede ser siempre cualquier cosa, menos ligero, porque va cargado de realidad y sentimiento.

Creo que todos asomamos en este tipo de álbumes en algún momento… posiblemente por simbiosis o simplemente por contagio –que no siempre sabemos protegernos de los virus-. Y por supuesto que siento en tus palabras una clara conexión a mi poema, o tal vez, en cierto modo una reafirmación.
Gracias por decirme cosas bonitas, que sabes que me hacen sentir mejor en este mundo, en el que estamos rodeados de vanidosos egoístas, que sin duda, no es tu caso.
Un abrazo mi amigo

Rosa dijo...

MARI CARMEN,ya sabes aquello de “ponga un imbécil en su vida” y como nos han educado así, en la obediencia, vamos y lo ponemos…
No sé si tardamos en darnos cuenta o tal vez, preferimos no hacerlo, para no alterar demasiado el “equilibrio”….

En fin, lo mejor de todo esto es sentir que nosotros nos entendemos ¿verdad?.

Gracias por tu visita fiel… eres un encanto. Un abrazo

Rosa dijo...

Jesús, gracias por volver y gracias por tu cariñoso comentario.

Un abrazo muy grande para tí