martes, 30 de marzo de 2010

REPARTO


De tanto ir y devenir
llegas tarde al entreacto.
Se acabaron los ensayos
y no queda mas guión.

Termina ya la comedia.
Yo me ahorro darte entrada;
tú...
.........la última actuación.

16 comentarios:

Manuel dijo...

Ufff... No me acordaba de este!... la verdad es que me maltratas y me gusta. Esto empieza a ser patológico.

¿Cuantas vueltas le has dado?... ¿Queda bien?, dice bien?, ¿es esto?... ¿lo otro?... Te lo trabajas mucho; lo que parece tan hermoso y natural es fruto de un trabajo intenso que siempre empieza al volante de tu coche. Espero no tener que actuar nunca profesionalmente contigo por este motivo...

El resultado, como tantas otras veces, es esta belleza sintética. ¿qué le vamos a hacer?: algunas nacen con una gracia que otros nunca alcanzaremos.

No te digo náaaa... Un beso.

La Solateras dijo...

...llegas tarde al entreacto

Mmm... a veces más vale tarde que nunca.
Besazos a los dos, que habéis llegado a la hora justa.

El anterior comentario era mío, lo he borrado porque tenía un error mecanográfico y me da mucha rabia.

Montse dijo...

Es verdad, yo tampoco me acordaba de este poema, Rosita, pero cómo me gusta, me alegro de que lo hayas colgado, y de que llegue justo ahora, en este momento...
Parece que la vida es un poco eso, ¿no?, entrar en escena en el momento justo y representar el papel adecuado... o salirse a tiempo y cambiar de personaje.
Como hay luna llena, yo sigo pensando... Gracias por esta sugerente reflexión que nos regalas.

Un besazo!
Montse

Juliana González dijo...

Fue esta madrugada, en el insomnio de las 5:00, cuando leí este poema tuyo que no conocía. Siempre me ha fascinado del arte esa capacidad que tiene de darnos respuestas, de dejarnos encontrar en la creación de otro la palabra que buscamos y que no somos capaces de formular, de permitirnos hacer propio lo que para quien lo crea probablemente signifique otra cosa. A mí este poema, Rosita, me ha dado una de las tantas respuestas que ando buscando. Y esta madrugada además me dio paz. Después de leerlo pude dormir.
Gracias por darme -por darnos- siempre tanto… un beso.

Pilar dijo...

Me ha parecido divertido, y como yo no lo conozco, sorprendente. Tiene chispa.
Me encanta Rosa!! Un beso grande!!

Emilio dijo...

Es bueno, directo, sintético, fantástico...Y es perfecto para echar el telón ante actuaciones que no merecen la pena. Sin duda, cuando te pones seria con ironía conviertes el poema en...la única y última palabra. Magnífico, Rosa.

Mari Carmen Azcona dijo...

¿La vida es como el teatro o el teatro es como la vida? Qué mas da, lo difícil es averiguar cuando bajar el telón.
Maravilloso poema puerta abierta a la reflexión.

Un beso.

Nelken Rot dijo...

Las dudas, como bien sabes Rosa, nunca son buenas, tampoco las prisas.
Lo peor es llegar tarde. Como queda dicho en la canción del Fantasma de la Ópera think of me:

Flowers fade, the fruits of summer fade, they have their season so do we..

Algo así como que las flores y las frutas de verano se marchitan, ellas tienen su estación al igual que nosotros...

Rosa, todo un poema con un gran final a machetazo. Lo bueno, si breve..

un gran abrazo

Nelken

Rosa dijo...

Manuel, cariño ¿cómo que te maltrato?,si todo esto lo hago por tu bien, como suele suceder siempre (jajaja!).

Eres un cielo y tu gracia está por encima de todo lo alcanzable con el sentimiento. Gracias por tu apoyo continuo.

Un beso

Rosa dijo...

Gracias Ana por estar, sin necesidad de llegar ni tarde ni pronto...en su momento siempre.

Un abrazo

Rosa dijo...

Montse, mi niña. Gracias a ti por reflexionar en voz alta tantas veces a mi lado y ayudarme a sentir.

Entrar en escena no siempre requiere el momento justo, ni el papel adecuado, sino el amor a la obra que se vaya a interpretar... El cambiar de personaje no siempre nos hace sentir bien, porque a buen seguro que nos empeñemos en ver solo lo que perdimos del personaje anterior... Tal vez la vida es algo similar.

Por eso no pienso salirme de esta escena y disfrutarla con la gente que quiero, como tú...

Un beso enorme

Rosa dijo...

Juliana, no sé si alguna vez he sentido de forma tan intensa el placer de haber escrito algo como en este momento que te leo princesa.

Sé que no fue mi poema el que te dio la respuesta, sino tu propio ser que tiene esa tremenda capacidad de recomponerse...

Es tan hermoso lo que dices, que me llena de esa misma paz –o eso creo- que cuentas te llegó en la madrugada.

Te aseguro corazón, que siempre siento que recibo mucho mas de lo que doy, así que las gracias, que acepto con cariño, te las reenvío multiplicadas por ti.

Un abrazo

Rosa dijo...

Pilar, gracias por tu sonrisa. Nos vemos enseguida ¿verdad?.

Un besazo

Rosa dijo...

Emilio, la verdad, la verdad, es que me gusta que me digas estas cosas, porque viniendo de ti me hacen sentir importante (jajaja!). Eres un cielo y el cariño con el que me lees, me hacer quererte aún más.

Gracias por tu comentario amigo.

Un abrazo

Rosa dijo...

Gracias por tu comentario Mª Carmen. Como siempre, acudes a cada cita, con la generosidad que te caracteriza en nuestra asociación.

No te conozco aún en persona, pero cada vez te siento mas cerca y me alegra compartir espacio contigo.

Un beso y gracias de nuevo por tus palabras

Rosa dijo...

Nelken, hace un rato estuve de paseo con tu principito y ahora navego con el Fantasma de la Opera de tu mano.. Todo un lujo.

Muchas gracias por tu comentario y por formar parte de esta estación cálida que me toca vivir.

Un besazo