miércoles, 3 de marzo de 2010



Te miro y te condeno en el pretérito,
mientras te empeñas en leerme
-en voz muy alta-
el último alegato de un imbécil.

23 comentarios:

Pilar dijo...

Rosa, amor, hoy hay odio en tus palabras, pero escribes tan bonito...
Un beso grande

Manuel dijo...

Sea lo que sea ese caballo de Atila desbocado, pise la flor que pise, la pisa muy bien.

Rosa, estos pocos, sobrecogedores, versos, me gustan muchísimo.

Un beso.

Emilio dijo...

No veo odio en ningún lugar de este poema, Pilar. Sólo inteligencia. Y concreción. Síntesis de la realidad que se da a veces.
Enhorabuena, Rosa. Espléndido.

Port

La Solateras dijo...

¡Magnífico, Rosita! Estáis poniendo el listón a un nivelazo... es genial; me encanta.

Tu poema, como dice Emilio, un prodigio de concreción. Os quiero. (El plural va por ti y por todos los que me hacéis disfrutar con vuestra poesía.

Alejandro dijo...

Rosa, un placer sentir el latido de versos minúsculos que abren perspectivas profundas, llenas de sentimiento contenido, de esencia grande concentrada en la sustancia, aparentemente imperceptible, pero que llena y satisface.

Gracias.

Besos.

Alex

Rosa dijo...

Querida Pilar, el odio es un sentimiento que rechazo de pleno. Hace unos meses lo viví, creo que por primera vez y tuve conciencia de la auto-destrucción que puede llegar a causar. En aquel momento dediqué toda mi energía a sacarlo de mi ser y me prometí no permitir nunca más que entre.

Eres un cielo y te agradezco la belleza que llegas a ver en mi poema, contenga lo que contenga. Te quiero. Nos vemos prontito ¿no?
Un beso especial

Rosa dijo...

Manuel,ese caballo de Atila desbocado, como siempre, es la expresión del sentimiento que me crean tantas cosas ajenas y no tanto. Es la expresión de la rebeldía de la ley del mas fuerte, del egoísmo desmedido; de la aceptación de las debilidades mentales del de enfrente; aunque en ello nos vaya la vida; del derecho de pernada, de la mutilación a la que se somete siempre, al que menos oportunidades ha tenido....
En fin amor, es lo que tantas y tantas veces hemos despreciado lo dos, cuando vemos que siempre pagan los mismos.

Gracias por compartirlo. Un beso

Rosa dijo...

Emilio corazón, que bien nos entendemos ¿verdad?. Gracias por tu ánimo y tu cercanía siempre.
(Te debo un e-mail y mi admiración que no crece, porque te la has ganado hace tiempo, pero me halaga que tenga efecto¡felicidades!).

Un beso enorme

Rosa dijo...

Solateras o querida Ana, que viene a ser lo mismo. El blog gana con tu presencia y mi ego con tu comentario, porque tengo aún reciente tus maravillosos poemas.

Eres un sol; y no de "Solateras" sino de luz.

Gracias por ella y por compartir tantas cosas bellas.

Un abrazo

Rosa dijo...

Gracias a ti siempre Alejandro, que consigues llegar a lo mas profundo de mis versos, a pesar de su dimensión. Ya sabes que te admiro como escritor y como persona cada día mas... cada lectura con mas conocimiento del ser que llevas dentro.

Un abrazo amigo y todo mi cariño

Rosa dijo...

¡Va por Montse,que pone todo su cariño en cada cosa que compartimos y comparte sus pocas horas libres con la lectura de nuestro blog, aunque su humildad hace que pase de puntillas, para no molestar nunca.

Gracias por leerme y por tantas horas de conversación poética en taller y ante una copia de vino.

Te quiero

nacho dijo...

genial Rosa, y hora me tienes toda la noche dando vueltas soñando en verso tu poema
Me encantó.
Salud.

Montse dijo...

Mil gracias, querida amiga, me ha hecho mucha ilusión este comentario que has puesto a esta visitante invisible que tanto disfruta con tu poesía y con tu persona, y que, como en todas las almas grandes, vienen a ser lo mismo. Tú no necesitas la ficción ni el invento, la poesía se presenta en ti de forma tan natural como verdadera.
Y soy yo la agradecida por todo lo que de bueno pones en mi vida y por estos momentos de lectura tan elevados que nos regalas.

Te adoro!
Montse

maria dijo...

Qué belleza, Rosa, tu poesía y tu persona.
Voy a tener que pasearme más a menudo por estos lares.
Gracias
M

maria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mari Carmen Azcona dijo...

Rosa, enhorabuena.
No te hacen falta más que cuatro versos para lanzar un mensaje alto y claro. Toda la vitalidad de una reflexión que traspasa las palabras y espero que llegue a muchas personas.

Un beso.

Anónimo dijo...

Querida Rosa, con los imbéciles hay que tener mucho cuídado porque nunca se llega a saber el daño que pueden llegar a hacer. Me ha impresionado la fuerza de este poema tan lleno de personalidad y convicción.

FELICIDADES.

Un beso con mucho cariño.

Mila

Rosa dijo...

Muchas gracias Nacho. Me gusta mucho la idea de que sueñes en verso mi poema... seguro que en tus sueños suena mucho mejor.

Salud y mi cariñoso salud-o

Rosa dijo...

Menuda alegría para esta noche, tener a mis dos chicas juntas en el blog. Gracias por haceros ver y sentir aquí. Ojalá os hagáis leer prontito que vuestra poesía lo merece.

Montse,a ti gracias, por hacerte presente, que sé lo que te cuesta pasar “advertida” en estas páginas.

Y a ti María, porque tus niños, con corrección de deberes incluida, apenas te dejan tiempo siquiera para escribir tus poemas.

Un abrazo muy agradecido a las dos, de veras.

Rosa dijo...

Mª Carmen, es un placer encontrarte aquí. Muchas gracias por tu comentario y por tu deseo de extender esta reflexión al mundo... Es lo que mas deseo cuando lanzo el mensaje.

Un beso

Rosa dijo...

Mila, corazón, estaba pensando en ti hace un momento. Justo había decidido enviarte algún guiño, porque te echaba de menos, desde esa “carta a tu desconocido”. ¿Qué le pasa a la princesa que no escribe?.... Espero que ningún/a imbécil se haya interpuesto en tu camino, porque tendría que vérselas con quienes te queremos y leemos.

Gracias por estar cerquita y por tu cariño.

Un beso grande

Emilio dijo...

Rosa...como "cohesionas"...no cabe duda de que lo que decía en mi primer comentario sobre la "inteligencia" de tu poema hay que extenderla a la autora. Me encanta ver como os llevaís de bien entre las chicas. Compañerismo del bueno,que os lo que importa.

Rosa dijo...

Eres un cielo Emilio... Sabes decir cosas bonitas en cualquier momento, a las personas que quieres; y yo tengo el honor de sentirme entre ellas.

Que conste que las chicas nos llevamos bien contigo también.

Una abrazo y todo mi cariño