martes, 9 de octubre de 2012

CUANDO YO ERA



Cuando yo era pequeña,
nadie más lo era;

las niñas por su pelo largo,
los niños porque me ganaban.

Solamente una vez
encontré alguien como yo

y lo pisé…

14 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Hoy, que ya has crecido...
Besazos, guapa.

María García Zambrano dijo...

Lo reitero, me encanta este poema, el final demoledor y como suena, dónde te lleva... Es de esa clase de poemas que te deja pensando y ... temblando.
Besos compañera!
m

Emilio Porta dijo...

Es, sencillamente, maravilloso. Como, en tan poco, se puede decir tanto... En inmenso, Rosa. Expresa el encuentro, la memoria, la añoranza...y la crueldad, que en los niños es previa a la de los adultos. Inconsciente y en estado puro.
Y, además, encima, el poema nos hace pensar. Sabías, seguro, que, este poema a una de las personas que le iba a fascinar era a mi...

Luis Miguel Rodrigo González dijo...

Muy, muy bueno. Felicidades por su rotundidad

Mcarmen Fabre dijo...

Rosa, has expresado el sentir de muchos/as.. qué sencillo y qué complicado.

He visto reflejado en él a muchos niños y niñas que he conocido a lo largo de mi profesión.Exactamente es así.

Gracias, amiga.

Manuel dijo...

Bueno, menos mal que uno esta ágil de cintura y no se deja pisar!.

No, en serio, cariño, me parece un poema muy bueno. Es... redondo, sin fallos.

Felicidades.

Mila Aumente dijo...

A mí también me parece muy buen poema, Rosita... De los mejores de tu cosecha.

Un besito.

Anónimo dijo...

Solo tú fuiste pequeña,
y ahora, sin ser mayor,
estás entre las primeras.

Besos.

Alex.

Emilio dijo...

Contundente, Rosa, en su brevedad.
Me trae lejanos recuerdos.

Abrazos.

Lembranza dijo...

Me gusta mucho tu poema Rosa.
Das un poco de miedo.
Besoss

Nelken Rot dijo...

Delomedora, ¿dónde escondes la apisonadora que marca con tu sello tu escritura?

Sorprende y no sorprende: sorprende porque ese vértigo del inicio termina en asesinato y no sorprende porque ya sabemos que nos vas a vencer cuando te leemos, jeje.

un placer que engancha.

abrazo

Nel

Mari Carmen Azkona dijo...

Rosa, sabes que me entusiasma todo lo que escribes, pero cuando lo haces con esta fuerza, con este dominio del lenguaje y de la síntesis es que… Como ves me dejas sin palabras. ¿Se puede trasmitir tanto en tan poco?

No es oro todo lo que reluce, ¿verdad? Ni siquiera en la infancia. Impresionante!!

Besos y miles de abrazos.

Elvira Daudet dijo...

Es una brevedad tan cruel como fascinante.

Un beso
Elvira

©Laura Caro dijo...

Querida Rosa:

En estos breves versos está encerrada toda una historia común de tantas infancias...

Fascinante.Atrapa en su aparente sencillez.

Un abrazo grande.