domingo, 20 de noviembre de 2011


Me seducen tantas cosas
que no he puesto todavía
en las líneas estiradas
de un currículum vital
que he empezado a preguntarme
si aún hay tiempo de intentarlo
todo el tiempo
......................nuevamente…

13 comentarios:

Oriana Lady Strange dijo...

Siempre hay tiempo. No dejes nunca de hacerlo. El peor de los pecados,es creer que es tarde.
Un beso....

CARMEN dijo...

Dejarnos seducir por todo es una actitud vital,Rosa.

Un abrazo.

Mari Carmen Azkona dijo...

Querida Rosa, escribir nuevas líneas o retomar las escritas...Complicada decisión, como casi todas a las que tenemos que enfrentarnos en la vida. Qué es lo idóneo, lo acertado...todo aquello que nos dicte el corazón y sea fiel a nuestra forma de entender la vida. Tú lo has dicho muchas veces, ser leal con uno mismo.

Cielo, nunca me dejas vacía con tus poemas, gracias.

Besos y un fuerte abrazo.

Manuel dijo...

Ya sabes que el destino de todo curriculum es sostener un montón de papeles cuyo objetivo es ahogarlo.

Asi que, esas cosas aún no puestas, que tan bien has puesto en estas líneas, habrás de mostrarlas con los ojos, para que se puedan ver bien.

Enorme poema. Un beso.

Mila Aumente dijo...

Querida Rosa, a mí también me seducen tantas cosas, que casi nada me es indiferente.

Creo que jamás se debe tirar la toalla y pensar que es tarde. Sobre todo cuando lo que está en juego forme parte de nuestras inquietudes e ilusiones.

Un poema muy interesante.

Besitos.

Rosa dijo...

Muchas gracias por venir Oriana. No suelo dejar casi nada por hacer, por aquello, como tú bien dices, de al menos intentar no llegar tarde.

Un abrazo encantada

Rosa dijo...

Gracias Carmen, somos personas vitales e intentamos disfrutar de cada segundo... Me consta que tenemos cosas en común.

Un abrazo enorme

Rosa dijo...

Mª Carmen, sólo por leer tus comentarios, creo que siempre mereció la pena haber escrito.

Estoy totalmente de acuerdo contigo, nunca sabemos si las decisiones que tomamos son las correctas, pero yo siempre me digo que son las que quise tomar y por tanto no podrían ser nunca otras.

Te echo de menos aquí de veras... Hace falta gente tan hermosa como tú cerca.

Un abrazo con todo mi cariño

Rosa dijo...

Manuel cariño, un curriculum es la peor fotografía que uno puede hacer de sí mismo, porque todo lo que escribe está hecho para ser leído y no para mirarse. Esa mirada es imprescindible sin embargo en el curriculum de la vida.

Pienso seguir mirando a los ojos cariño, lo prometo. Gracias por tu apoyo siempre.

Besitos

Rosa dijo...

Mila cielo, me consta que saber mirar bien dentro de ti y de lo que te rodea. Eso es lo que hace que sigas teniendo ilusiones y sonrías siempre al mal tiempo, como lo hace poca gente.

Gracias por tu cercanía corazón.
Un abrazo enorme

Laura Caro dijo...

He estado muy liada todos estos días (¿ y cuándo no?- me pregunto a mí misma) y me había perdido este pedazo de poema.
Siempre hay tiempo hoy, peromañana no se sabe, así que... pasa a la acción.

Un abrazo gigante.

Laura Caro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rosa dijo...

Gracias Laura querida. Claro que siempre hay tiempo; lo importante es saber establecer las prioridades en cada momento que, como sabes, no es nunca el mismo aunque seamos los mismos.

Un abrazo con mucho cariño