martes, 25 de enero de 2011

LUZ DE GAS



Mantengo con error tu imagen fija,
sabiendo que te tengo en primer plano
a punto de otra escena -ya ensayada-
con luz de gas.

Con luz de intermitencia
podría repetirlo sin censura
ni cortes imprecisos

pero es imprescindible
.........................
que nadie se dé cuenta.

22 comentarios:

Manuel dijo...

Querida Rosa: las premisas que propones son casi imposibles. Y, mucho más, la conclusión: "pero es imprescindible que nadie se de cuenta".

Tu quieres mantener tu "luz de gas" a costa de que nadie se entere. Si la luz fuese otra, quizá... Pero tal como es, ya me pesa decirtelo, todos sabremos que tu poema es una maravilla por mucho que pretendas ocultarlo. De nada vale que nos quieras condicionar el pensamiento: seguiremos viendo la misma belleza en él.

Un beso.

Emilio Porta dijo...

Lo importante de un poema, a veces, no es lo que expresa, sino lo que esconde, lo que sólo deja traslucir. Y esto ocurre no solo en Poesía: todo escritor que se precie debe tratar de sustituir lo obvio por lo sugerido. El lenguaje es una base que nos sostiene, pero también aire que nos lleva más allá de los límites de la realidad. Dice el diccionario que "hacer luz de gas" consiste en intentar conseguir que alguien dude de sus sentidos, de su razonamiento y hasta de la realidad de sus actos. Es una curiosa expresión que entraña que la frontera entre lo que se percibe como real y lo irreal no está siempre clara. Al fin y al cabo la vida es percepción y por eso la "realidad" no existe de modo objetivo, puesto que cada ser vivo la percibe de una forma diferente. Muy distinto, en color y forma, es lo que ve el ojo humano con respecto a lo que ve el ojo de un pez, o el de un insecto, pensando, como todos creemos, que la cosa observada es igual.
Pero no lo es. La mirada es la que confiere al objeto sus propiedades y los limites de la materia son los que impone la percepción. Por eso tu poema me parece de gran interés: porque dejas atrás lo simple y te adentras, con ese poder de síntesis del que siempre haces gala, más allá de las fronteras de lo aparente, más allá de lo teóricamente real.

La Solateras dijo...

Dice Javier Marías que hacer luz de gas es Persuadir a una persona de que su percepción de la realidad, de los hechos y de las relaciones personales está equivocada y es engañosa para ella misma. A mí este poema me hace luz de gas, creo que mi percepción de la realidad que refleja está distorsionada, por eso prefiero quedarme con la hermosura de la palabra sin buscarle más vueltas.

Un abrazo

Nines Díaz dijo...

Poema sugerente y misterioso, Rosa, como esa luz de intermitencia que nos hace cómplices para que guardemos silencio.

Un abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Creas la atmófera de la mismísima película de Cukor. Una pequeña joya.

Mari Carmen Azkona dijo...

Querida Rosa, coincido con los compañeros en que es un poema sugerente, tentador y provocativo. No sé si será por la luz intermitente pero cada día me insinúa algo distinto, como esos libros que depende de la ruta que elijas te lleva a un final distinto.

No obstante nadie me hará luz de gas y puedo asegurar que me gusta tu poesía por lo que trasmites, por lo que sugieres o por lo que me inspira.

Besos y un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

"Pero es imprescindible que nadie se dé cuenta".

Querida Rosa: Tú tienes talento, más que demostrado, para hacer que a cualquiera se nos pase inadverdido aquello que no quieras dejar ver. En este poema hay mucha inteligencia escrita. Aunque yo prefiero "la luz del sol" a "la luz de gas".

Un besito.
Mila

Laura Caro dijo...

Nada es lo que parece, Rosa.
Pero hay personas que transparentan su corazón en las letras que quieren pasar desapercibidas.
Un beso enorme.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Rosa, cariño. ¡Cuánta clave presiento en este poema! ¿Me equivoco?
Muchos besos

Pilar dijo...

Rosa, amor!
Después de mis exámenes, mis líos y mis viajes, me paro con un cigarro delante de tu blog, disfruto ese trocito de recital que me ha encantado (como si estuviera sentada en el Libertad) y leo este poema, y pienso que también mantengo imágenes fijas con error, esperando que nadie se de cuenta...

Gracias por estos minutos de esta noche.
Un beso

Rosa dijo...

Mi querido Manuel, nada es imposible si uno está convencido de “su realidad”.

Un buen ejemplo es tu adorable afirmación sobre mi poema… y eso, sin luz de gas (jajaja!).

Eres un sol, con luz propia. Un besazo y gracias por tu comentario

Rosa dijo...

Emilio gracias una vez más por estar ahí, junto a mis poemas, tratando de ver más allá de la palabra escrita y enriqueciéndola con tu mirada…

Si hubiera una sola “realidad” estoy convencida de que no habríamos podido evolucionar, crear y posiblemente ni siquiera soñar; aunque tal vez se habría ahorrado una gran parte del dolor de este mundo.

Un beso enorme mi querido amigo

Rosa dijo...

Ana corazón, si es tu realidad la que se refleja al leerlo, nunca puede estar distorsionada, solo cabe confundir a los protagonistas o el momento…

De cualquier forma, lo que mas me gusta es aquello con lo que te has quedado, sin buscarle las vueltas.

Muchas gracias por tu apoyo siempre.

Un beso grande corazón

Rosa dijo...

Nines cariño me encanta cómo me conoces. Será esa complicidad que nos une para no guardar silencio nunca y decir lo que sentimos sin más…

Gracias por tu cercanía. Me siento muy bien con ella, te lo aseguro.

Un abrazo y un beso

Rosa dijo...

Gracias por esa comparación que me halaga Jose. Fíjate, he visto varias pelis de Cukor (La Costilla de Adán –de mi actriz favorita-, My Fair Lady o lo que El Viento se llevó), pero curiosamente no he visto aún LUZ DE GAS y al escribir el poema de repente se me ha despertado el deseo de verla…

¿Quién sabe si Cukor andaba detrás de mí cuando llegó el poema (jajaja!).

Un beso

Rosa dijo...

Mª Carmen llegas, como siempre, con la palabra en ese estado puro que tu bondad otorga a todo lo que cuentas.

La luz de intermitencia solo avisa del peligro; lo que tú sientes va mucho más allá y se transforma en vida… el final es solo la consecuencia de nuestros deseos de cambiar lo que no nos gusta.

Gracias mi niña por lo que me dices y sobre todo por decirlo.

Un abrazo enorme, con más ganas de verte cada día

Rosa dijo...

Mi querida Mila yo también prefiero el sol que hace que todo se vea de forma mucho más clara, pero a veces se produce un eclipse y es ahí cuando otra luz aprovecha para meterse en su espacio y no siempre somos capaces de reconocerla…

No era mi intención esconder lo que hay detrás del poema, te lo aseguro, pero creo que lo mejor que puede sucederle es que os haga sentir a cada uno.

Gracias por tu comentario cielo y sobre todo por tu cariño.

Un besazo enorme

Rosa dijo...

Laura es cierto que nada es nunca lo que aparenta ser, pero sí puede serlo para quien lo cree…

Gracias por tu visita cariño y por la transparencia de tu gran corazón.

Otro beso grande para ti, mientras nos vemos el jueves

Rosa dijo...

Angeles mi niña, nunca te equivocas, porque como le decía a Nines, creo que me conocéis ya mucho; es culpa de Enrique sin duda (jajaja!).

Gracias por venir corazón. Estoy deseando que llegue el jueves y compartir contigo esa nueva velada de nuestro Sidecar.

Abrazos, abrazos y un beso

Rosa dijo...

Pilar cariño, cómo te echaba de menos ¡jo!. Espero que todo esté tomando el camino que mereces y que al final la luz de intermitencia funcione perfectamente, porque en tu caso hay mucha gente a tu lado para mostrártela.

Ya sabes cielo, solo tienes que abrir los ojos y mirar… Puedes hacerlo con esa mirada tan sincera que siempre te acompaña.

Cuídate princesa y gracias a ti por volver siempre a tiempo.

Un abrazo grande

Otra vez a viajar al olvido dijo...

Que lindo venir...

Rosa dijo...

Que lindo recibirte de nuevo y viajar de nuevo al olvido...

Gracias por venir