martes, 5 de octubre de 2010

A DIOSES


No conoces más lujuria
que el placer de no ser nadie.

Alimentas con tu gula
la avaricia de saber de casi todo

y te miras con envidia en el espejo
de quien vive intensamente su ignorancia.

No hay pereza que te pare de ti mismo.

No hay soberbia que se mida
con tu ira cultivada.

No hay pecado que nos lleve
más allá de la miseria

16 comentarios:

Manuel dijo...

Ya sabes, Rosa, que dicen que el Pecado Capital del español es la envidia.

A mi, personalmente, me gusta más la lujuria. ¿Que le voy a hacer?.

La Ira fue la que coronó aquella magnífica película. "Seven".

Me temo que no tendrás más remedio que escribir una continuación de este magnífico poema. Ya sabes que a los siete pecado capitales se le oponen "las siete virtudes". Así que, ¡hala!, a trabajar.

Ya lo sabes, pero lo digo aqui, en público: me encanta este nuevo poema.

La Solateras dijo...

El poema es perfecto, Rosa, lleno de ironía y profundidad a la vez, pero esta única estrofa:
y te miras con envidia en el espejo
de quien vive intensamente su ignorancia
, es ya un poema magnífico en sí misma.

Enhorabuena, cielo, te estás superando cada día.

Un beso

Pilar dijo...

Estoy con Solateras en la maravilla de ese verso. Y me quedo también con el primero.

Si compartimos gusto por los pecados la gula y la pereza están entre mis favoritos jajjaa.

Un beso grande, luego te escribo para comentarte un par de cosas. Muaa

Mari Carmen Azcona dijo...

Qué magnifico poema. Siempre digo que la ironía tiene que ir de la mano de la elegancia y tú la posees a raudales.

Coincido con Ana y Pilar en lo extraordinario de la tercera estrofa y, por favor, haz caso de lo que te dice Manuel y escribe una continuación.

Un fuerte abrazo corazón, nunca dejes de sorprenderme con maravillas como esta.

Emilio Porta dijo...

Los vicios de los humanos son virtudes de los dioses...así que es dificil que nos entendamos entre ambos colectivos. Claro que la trasposición vicio-virtud la hace una sola religión, una variante de una religión, que adora que claven en una cruz a una persona y venera el sufrimiento...y el miedo. Es una pena...porque la otra parte del mensaje, el amor al prójimo, es maravillosa. Pero claro, ha sido secularmente más rentable para el "oficio" ser administradores del perdón de los pecados ( eso sí, el estamento dirigente eclesial siempre ha tenido bula para casi todos)... No se si me he ido del asunto...no, no me he ido...es que ya sabes que esto de atacar los códigos morales irracionales y absurdos y la hipocresía del poder es uno de mis temas favoritos.

Claro que, en este caso, hay que romper una lanza a favor del catecismo porque algún pecado capital, como la envidia y la soberbia, son malas cosas. Lo de la gula...pues mira, si es la gula del norte, es un sucedáneo pero vamos, con la crisis, se puede tomar.

Muy original poema, Rosa. En tu línea de aportar novedades...de fondo. Y con precisión, sin adornar más que lo justo y necesario. Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Rosa:
Si cuando se comienza a leer, los sentidos descubren estos dos primeros versos... ¡Es para comprarte!
Besitos.

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Rosa:

Un profundo e inteligente poema.

Casualmente, me ha llamado mucho la atención de una estrofa que menciona Ana.

"y te miras con envidia en el espejo
de quien vive intensamente su ignorancia"

Muy bonito, Rosa, en todo su conjunto.

Besos,
Cris.

Rosa dijo...

Manuel, cariño, me temo que no tengo pensamiento de escribir esa continuación que me sugieres. Como sabes, este poema nació de un momento que hubiera sido preferible no vivir. Cumple su misión y si a alguien le sirve, bienvenida sea su creación.

Gracias por tu generosidad. Un beso

Rosa dijo...

Solateras cariño, mira que me gusta tenerte cerca... Cada día mas.

Gracias por hacerme vivir una noche tan hermosa ayer. Hoy te admiro aún mas, lo juro.

Un abrazo ¡torera!

Jose Zúñiga dijo...

Los dos primeros octosílabos obligan a mucho. Superas con creces el reto.
Bs

Rosa dijo...

Gracias Pilar. Verás corazón, pecar de vez en cuando tiene su encanto. Lo malo de algunos pecados es que se convierten en la excusa fácil para tirar nuestras miserias al de enfrente y la gula y la pereza no están entre ellos, casi seguro…. Así que tienes mi absolución y mi abrazo

Rosa dijo...

Mari Carmen, que gusto dan cada uno de tus comentarios… Siempre atenta a todos y siempre con las palabras adecuadas para cada uno.

Ya le respondía a Manuel que no es fácil hacer una continuación, porque este poema refleja de tristeza del endiosamiento cuando se adquiere como tapadera de uno mismo y desgraciadamente cuando sientes en alguien cercano esa sensación, lo mejor es olvidarlo ¿no crees?.

Estamos rodeados de dioses falsos que necesitan la veneración como fórmula mágica para seguir viviendo y su inexperiencia de vida hace que aún no sepan que el respeto y la admiración no se consigue apabullando al de enfrente, sino muy al contrario, con la humildad y el cariño… Algo muy parecido a lo que siento de ti; por eso tu inteligencia brilla por si misma.

Gracias por tu entrada cielo. Un abrazo enorme

Rosa dijo...

Emilio corazón, ya sabes que casi siempre se ha intentado prohibir todo aquello que daba placer y sin embargo el sufrimiento era el pasaporte para formar parte del reino de los cielos (de ahí la exaltación de los mártires). Algunos no lo entendieron bien del todo y pecaban no para alcanzar placer, sino para destrozar a todo aquel que lo hubiera alcanzado antes (de ahí la estupidez de los terroristas-suicidas).

En fin, creo que me voy como tu, porque lo que quería era darte las gracias por entrar y por tu cariño.

Un abrazo enorme

Rosa dijo...

Jesusito de mi vida, no necesitas comprarme, porque te lo regalo todo... Te lo ha ganado, por derecho propio y por estar siempre a nuestro lado.

Ayer comprobé, de nuevo, lo importante que eres para este grupo. Gracias por todo lo que haces sin siquiera decirlo.

Un abrazo y todo mi cariño.

Rosa dijo...

Muchas gracias por tus palabras Cris. Es un placer leerlas y saberte cerca.

Sentí no tener más ocasión de hablar tranquilamente ayer, pero me gustó verte de nuevo. Parece que últimamente el destino se pone de nuestra parte y nos está dando más oportunidades de vernos, aunque sea de refilón, como sucede casi siempre en estos encuentros…

Un abrazo

Rosa dijo...

Bienvenido a mi blog José. Es un honor recibirte y un placer que entres con esas palabras de aliento.

Te advierto que nos hemos apuntado ir a verte/escucharte el 20-N…

Muchas gracias por venir y espero que te quedes un tiempo. Un beso grande