martes, 27 de octubre de 2009

CUESTION DE ESPACIO



Como amar en cuarto menguante

Como semáforo

al que no dejan ser azul

Como ojos ajenos a un sueño

Como palabras

con zapatos viejos

Como rama sin equipaje

Como molino sin cuento.


.................................Así…

11 comentarios:

Manuel dijo...

INVENTARIO:

Tengo mi azul, que no sirve para atravesar calles, pero es profundo. Y solo un par de zapatos, pero me sirven para caminar hacia tí.

Tengo un árbol con su hermosa luna en creciente asomando entre las ramas. Ah!, y tengo también, un poquito de viento que las mueve y me hace que la persiga como loco entre las sombras.

Por todo esto, por esas pequeñas cosas que tengo desde que has llegado, cada noche vengo a pasear por tu calle... y te silbo desde abajo, por si quieres dar una vuelta conmigo.

Soledad Serrano dijo...

Amar, anunque sólo sea porque todo es más fácil, menos tenebroso.
Los discos en amarillo sirven para correr y correr hacia ti; los azules para no olvidar que hay calles que no tienen ni el recuerdo de tus pasos.
Tengo que amarte porque cada rama que te roza se queda como prendida del recuerdo de todos sus abriles.
Nunca dejaré de amarte, Rosa Temprana, porque cuando camino contigo no necesito zapatos y mis pies pisan la arena más suave y amable que conozco. Sol

Rosa dijo...

Creo que no se puede pedir más de quien quiero tanto... Gracias por embellecer mis versos con los vuestros.
Sol.. Manuel ¿por qué será que sonrío dulcemente cuando os encuentro?.

Definitivamente, os quiero

Anónimo dijo...

¡Precioso, Rosa! Ese ASÍ... encierra tanto misterio, que he visto los colores del infinito.

Un besito.


Mila

Emilio dijo...

Yo, ante los comentarios puestos, me quedo en segundísimo plano. Pero como unas líneas mías no te pueden faltar, aquí están.
No son buenos tiempos para el amor romántico...pero debieran serlo para el que mueve sin pedir. Para eso también hay que estar bien fisicamente, ¿eh, doctor?...estar fuerte y en condiciones...No siempre ocurre. A veces las apariencias engañan...Aunque la apariencia sea siempre la palabra.
Yo ahora no podría volar...pero vendrán mejores tiempos...espero. O los hubo. Y la memoria debería hacer que cada instante no se perdiera para siempre. Al menos mientras seamos capaces de recordar.
Un abrazo a todos.

Rosa dijo...

Muchas gracias Mila.

Me basta con ese "ASI", si te ha hecho volar, para sentir que mi poema sirvió de mucho... Un placer tenerte aquí.

Un beso

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Pues querida Rosa... Tú sabes lo que te quiero y lo que valoro cuanto escribes, pero este poema me ha dejado más frío que otros muchos tuyos...
A lo mejor es que estoy más espeso que de costumbre o es que me parece haber visto alguna de las "trampas" poéticas que a veces hacemos todos...
No sé, volveré sobre él.
Perdon por discrepar, amigos, supongo que también se puede decir estas cosas con el mismo afecto que los halagos ¿no?
Besos, Rosiña.
Enrique

Rosa dijo...

Querido Emilio, siempre es tiempo de amar, sea de forma que fuere;
y no siempre el amor romántico es la mejor forma de hacerl -como bien sabes- porque casi siempre lleva implícita una meta y cuando logras alcanzarla, ya no te merece la pena poner el mismo esfuerzo.

Recuerda aquello de que “lo que se ama, es amar” y si amamos sin condiciones, nada impedirá que podamos volar...Siempre se pueda volar, si dentro de nosotros sentimos el deseo de hacerlo. Nada muere, si no muere dentro de uno mismo…. ¿lo recuerdas?.

Un beso en pleno vuelo.

Rosa dijo...

Muchas gracias Maestro por tu crítica sincera y sin duda con el cariño que siento de tí.

Ya me contarás lo de la "trampa poética", que éso aún no me lo has enseñado, creo....

Un abrazo y mi admiración siempre

Anónimo dijo...

Querida Hermana,

no me siento capacitada para hacer ningún comentario al respecto de tus escritos, sólo se que me emocionan, y que me hacen sentir... Una veces bien y otras... no tanto, pero al fin de al cabo sentir, que es lo importante, y estar contigo. Gracias por estar a mi lado.


Un besito gordo

Susana

Anónimo dijo...

hay personas que merecen la pena, y tú eres sin duda una de ella, hay otras que no sólo no merecen la pena, además son dañinas, pero... los ángeles como tú, llevan un halo de protección, que es lo que les hace dar luz a los demás, y tú sin duda tienes un halo muy, muy grande.

besos.

Susana