miércoles, 30 de enero de 2013

LEY DE VIDA
















Los imbéciles
nacen,
crecen
y se multiplican.

Algunos
—con el tiempo—
también mueren

pero siempre,
siempre,
matando

9 comentarios:

Mcarmen Fabre dijo...

Por desgracia es así y parece que tienen una tasa de natalidad inconsciente que sobrepasa en mucho a la del resto..., por desgracia.

El último verso define la imbecilidad en su aspecto más peligroso.

Un abrazo Rosa,me ha hecho pensar en aspectos cotidianos importantes.

Oriana Lady Strange dijo...

Una triste realidad, muy bien expresada.
Cariños...

Luis Miguel Rodrigo González dijo...

La imbecilidad es prolífica. La inteligencia no tanto.
Un beso

Saudades8 dijo...

Y muchos de ellos triunfan pisoteando todo lo que encuentran a su paso.

Pero esos seres tendrán siempre enfrente a la inteligencia.

Besos,

Ángeles Fernangómez dijo...

Jo, qué bueno y qué tuyo, Rosa.

Jesús Arroyo dijo...

... y a los que son y están, les permitimos que evolucionen.

Mi aplauso esperando libro con este signo -ROSA JIMENA ©-

Manuel dijo...

Por más que se diga, con toda la belleza que tu sabes aplicar a tu poesía, es dificil hacer hermoso algo tan dramático.

Pero es importante transformar la voz en denuncia. Y eso tú lo haces de maravilla.

Un beso.

Mari Carmen Azkona dijo...

Como los escorpiones, siempre matando… Extraordinario, Rosa. Corto, conciso, exacto. Pocos sabrían alzar la voz con esta fuerza. Gracias por hacerlo.

Besos y abrazos.

©Laura Caro dijo...

Ley de vida, Rosa...
Pero chunga, chunga...
Lo malo es que es una ley difícil de abolir...

Un abrazo gigante.