viernes, 13 de enero de 2012















De nada sirve el borde mordido de tus labios
si no has sido capaz
...............................de abrir después la boca…

21 comentarios:

Nelken Rot dijo...

Me encanta. Este verso se lo aplicaría a una persona concreta e inconcreta que yo me sé.

Como siempre certera con tan poco.

Aupales para el 2012, linda flor.

Nel

CARMEN dijo...

El miedo es una defensa pero la cobardía es una actitud.. me encanta, Rosa.. feliz año¡¡¡

Manuel dijo...

"Si he perdido la vida, el tiempo
todo lo que era mio
y resultó ser nada.
Si he perdido la voz en la maleza
me queda la palabra"

Que no nos falte nunca la palabra. Y que ella sea carne, por supuesto.

Genial tu poema, querida mia.

Maria Sanguesa dijo...

No nos van a silenciar, querida Rosa, siempre tendremos la palabra, escrita o hablada. Sobrecoge lo rotundo de tu verso, su fuerza, su impulso. Me gusta muchísimo.
Que 2012 sea mejor, aunque tengo que dar gracias al que pasó por haberte conocido en persona y por el regalo de tu amistad. Un abrazo muy fuerte.

Nines Díaz dijo...

Rosa, enhorabuena por volver de esta manera tan rotunda y tan tuya...

Feliz Año y un gran abrazo que espero poder darte pronto en persona.

La Solateras dijo...

Es verdad que la indignación no sirve para nada si no somos capaces de gritarla.

Un abrazo esperanzado.

Rosa dijo...

Nelken cielo, si este verso ha servido para algo/alguien, bien mereció crearlo y si te ha gustado a tí, aún más.

Espero que nos veamos ya enseguida.

Aupales para ti princesa, que los mereces como pocos.

Un beso con muuuucho cariño

Rosa dijo...

Gracias por venir Carmen. Estoy de acuerdo contigo, aunque a veces el miedo sin control arraigado en la persona impone la cobardía y paraliza el pensamiento... ¡Quien está limpio de culpa?

Creo que la mejor terapia es no ocultar jamás que tenemos miedo; gritarlo en voz muy alta para nos oigan y tal vez así podamos librarnos de él.

Feliz 2012 mi querida Carmen. Ha sido un placer compartir muchas cosas este año.

Un abrazo

Rosa dijo...

Que no falte jamás quien la escuche cariño. Decir es importante, pero si no hay a quien decir, la palabra queda estéril.

Gracias por escuchar y saber hacerlo.

Un besito mi niño

Rosa dijo...

Maria querida cada día más, gracias por escuchar también y por ese ser tan especial que llevas dentro.

Para mí, como te dije en el correo, conocerte también ha sido una de las mejores cosas que me ha dejado de regalo el 2011 y estoy segura de que este nuevo año nos depara muchas cosas por decir y por hacer juntas.

Un abrazo con esa luz que me llega de ti.

Rosa dijo...

Gracias Nines por seguir ahí. Es un placer encontrarte en el blog y en cualquier otro lugar, donde ambas coincidimos en hacer lo que más nos gusta: vivir la poesía.

Espero poder seguir viviéndola juntas en este nuevo año y que las tristezas queden ocultas con cada momento de felicidad que a buen seguro nos depara.

Otro abrazo para ti y espero que nos lo demos al fin este jueves

Rosa dijo...

Ana, aprendo de ti cada día, esa forma de gritar con el corazón y a pesar de ello, con garra…
Solo deseo seguir teniéndote como referente, para no dejarnos ganar ninguna batalla.

Un abrazo en avanzadilla para dártelo pronto

Jesús Arroyo dijo...

BUeno, bueno, bueno y bueno. ¡Qué bueno!
Es para dejar colgado en la cabecera de cualquier libro o blog.
Un besito.

Laura Caro dijo...

Preciso, certero, breve.
¿ Cómo lo haces?
Un abrazo lleno de admiración.

Mila Aumente dijo...

Nunca debemos ser cobardes para decir lo que sentimos ni jugar a las adivinanzas. Mucho mejor hablar siempre para que nuestra voz se escuche.

¡Muy bueno, Rosa!

Un besito

Rosa dijo...

Vaya impulso que le has dado a mi ego mi querido Jesús... Si es que te por algo te quiero tanto (lo de "te doy mi corazón" no pienso decirlo).

Gracias de verdad por tu comentario tan generoso y que siento tan cerca.

Un beso y un abrazo

Rosa dijo...

Laura mi niña, no lo hago de ninguna forma, ya sabes que siempre digo aquello de "no sé hacerlo largo" e imagino que por ello comprimo el sentimiento en pocas palabras y a veces hasta dice lo que quiero...

Gracias por tu cariño y tu admiración que me llena de orgullo viniendo de ti.

Un abrazo grande grande y muy cerca

Rosa dijo...

Querida Mila, una de las cosas que más admiro te ti es precisamente eso, que dices las cosas claras y en el momento oportuno y eso es privilegio de muy pocos... No es hablar por hablar, sino hablar para que se escuche, como bien dices.

Gracias corazón por tu comentario y tu cariño siempre.

Un besazo

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimada Rosa:

Existen labios tan finos que en lugar de besar cortan.
Obviamente, amar y callar es como una puñalada al corazón.

Con qué pocas palabras dices tanto.

Espléndida frase extraordinariamente sintetizada.

Besos con estima,
Cris.

Rosa dijo...

Muchísimas gracias por venir y por tu cariñoso comentario Cris.

Un abrazo y mi cariño

José A. Socorro - Noray dijo...

A veces sólo basta el silencio para proclamar las más contundentes palabras.


Un abrazo.