lunes, 20 de junio de 2011

MI QUERIDO AMOR:



Hace tiempo que me escondo
en el pliegue de tu sombra.

Que me cuido de tu imagen
con los ojos de una infancia
que no abro
y que duermo, solamente, si te marchas.

Hace tiempo que respiro
de ese aire desenvuelto que me dejas
al buscar en el armario.

Que moldeo tu figura
entre mis brazos
y transformo a mi medida
lo que duele.

Hace tanto tiempo

mi querido amor…
no sé como agradecerte
........................que no existas

25 comentarios:

Manuel dijo...

Lo que no te perdono es que hayas deseado que no exista... ¡Y encima en público!.

Si es que...

Pero que buen poema, cariño.

María dijo...

Ay, pero como duele ¿no?
¿No es muy duro que esté tan en tí si no existe? ¿O es que solo es lo que quieres?
Bueno, no voy a comerme más la cabecita. Un besito.
María.

María García Zambrano dijo...

Di que sí, vaya final Rosa. Aunque todos sabemos la verdad.
Un poema precioso, como la autora.
un beso

Rosa dijo...

Manuel fué un placer leer al fin contigo y aún más este poema, porque, como diríais en Murcia: " lo que é... é"

Ahora en serio cariño, gracias por aceptar leerlo y encima hacerlo tan bien.

Un besito sin fantasmas.

Rosa dijo...

María, gracias por venir de nuevo a este blog, me gusta mucho la frescura de tus comentarios.

En cuanto a tu pregunta, siempre digo lo mismo: "¿qué te hace sentir a ti?", porque eso es lo único que importa.

Un beso y no dejes de venir porfa.

Rosa dijo...

Maria (pero ahora mi querida G.Zambrano), creo que acabas de iluminar un poquito más mi día al encontrarte.

Gracias por tus palabras y por ser tan fiel a la amistad y a ti misma. Tú sí que eres preciosa, se te mire por donde sea.

Un abrazo con muuuuucho cariño

La Solateras dijo...

A veces nos refugiamos en los amigos -y los amores- invisibles.

Muy buen poema, Rosa.

Un abrazo

FRANK RUFFINO dijo...

(Amiga Rosa: te pego aquí respuesta a tu comentario en mi blog)

FRANK RUFFINO dijo...

Rosa, esclarecida amiga de letras:

Te digo que ya lo sabía por mí mismo a los 20 años (y tengo 46, imagina si soy clarividente, jajaja!). Otra cosa y un dato importante: el concuño de mi hermana se llama Isaías Salas Herrera, tal vez el médico más importante de la Costa Rica actual por su preparación y aporte a cientos de miles de costarricenses que sufren cáncer a causa de los agroquímicos y pesticidas gringos que se echan al campo y los cultivos (durante 40 años hemos sido los conejillos de indias del Tío Sam, maldito este viejo barbudo!). Él marchó a Inglaterra a especializarse en medicina del dolor. Vino al país y en los 90's o por ahí fundó la Clínica del Dolor y Cuidados Paliativos de Costa Rica. Él le dijo a mi hermana y cuñado de las virtudes del limón, esto hace como un año: lo nombró con el adjetivo de "mágico" y que sí: las compañías callan, callan porque se les vendría al suelo el negocio con sus putos y carísimos fármacos.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.
21 de junio de 2011 08:01
FRANK RUFFINO dijo...

FRANK RUFFINO dijo...

Rosa! Tu delicado poema amoroso alerta ya, y es cierto: los humanos siempre decepcionamos de una u otra forma. Casi que es mejor instalarse uno en el amor platónico, en tránsito, en espera... sin que nos asedie el desamor.

Eso sí, amiga mía: no se puede prescindir de las mieles del buen amor, no, no: no podemos en esta árida existencia!

Abrazos,
Frank Ruffino.

Elvira Daudet dijo...

Rosa querida, un excelente poema que suena forzado en la última estrofa, no porque yo sepa que es falso sino porque estás tan impregnada de él que no puedes fingir que no existe ni por escrito. Cuidado, que si dejas a tu Manuel iba a durar menos que un suizo a la puerta de un colegio.

Sentí mucho no poder ir a oíros pero os pensé y aplaudí frente al mar. También os dejé un mensaje de amor a mis tres chicas, que supongo os transmitió Jesús.

Besos
Elvira

Laura Caro dijo...

Me gusta este poema porque rompe en la estrofa final como una ola.
Muchas gracias por estar cerca.
Un abrazo enorme, como tú, como tu poesía...

Charcos dijo...

me gusta mucho ese amor que todos tenemos tan dentro, yo creo que nacemos con él


besicosss

carmen jiménez dijo...

Te sigo aplaudiendo...
Un beso grande y feliz verano.

Rosa dijo...

Gracias por tu comentario Ana. La verdad es que a veces la imaginación nos hace sentir más allá de lo real e incluso hay quien no desea despertar nunca de ese peligroso juego.

Un abrazo

Rosa dijo...

Frank muchas gracias por tu comentario y la respuesta al mío en tu blog. Cualquier esperanza,por mínima que sea, es importante para aquellos que sufren y luchan por vivir muriéndose poco a poco con la quimio. Mi hermana murió de cancer hace un año y medio. Iniciaba cada día de nuevo con toda su fuerza al despertar, confiando en ser capaz de aguantar hasta que apareciera ese "algo milagroso" que le devolviera una calidad de vida suficiente para ser libre otra vez: libre de dolores, libre para moverse sin ayuda, libre para hacer planes sin plazo obligado, libre para pensar sin condicionante de futuro...

Gracias Frank por creer. Un abrazo

Rosa dijo...

Mi querida Elvira, gracias por ese pensamiento con aplauso frente al mar; te aseguro que llegó y se hizo sentir en la noche. Te echamos mucho de menos, pero sabíamos que estabas.

En cuanto a eso del suizo a la puerta del cole, digo yo aquello de: ¿y lo que se perdería...?

De todas formas no pienso dejarle, porque, como has comprobado, es un ser especial y una gran persona digna de amar, así que las colegialas tendrán que buscar otro suizo (jajaja!)

Pero ya sabes que algunas veces es necesario dejarse llevar por el amor y si no existe, se inventa ¿no crees?.

Un abrazo a mi dama admirada

Rosa dijo...

Laura cielo, mil gracias a ti por tu sonrisa y por ese estar humilde pero auténtico, tan difícil de encontrar en estos tiempos que corren.

Te esperamos en el próximo curso ¿vale? y no porque no hayas aprobado, sino por tanto como nos regalas.

Un abrazo con tanto cariño como me llega de ti

Rosa dijo...

Gracias por tu visita Charcos.

Alguien dijo alguna vez que lo que se ama es amar y creo que en ese momento entendí mucho mejor el amor.

Ese amor del que no se espera nada, salvo que nos permitan amar.

UN beso y gracias de nuevo

Rosa dijo...

Carmen corazón, yo sigo celebrando haberte conocido en aquel curso de voz de Enrique y Sol y sobre todo que te hayas quedado cerca.

Feliz verano mi niña. NO te marches demasiado lejos ¿eh?.

Mil besos y un abrazo para que te lleves hasta la vuelta.

Mari Carmen Azkona dijo...

Rosa, cielo, menos mal que no existe este amor, hasta yo me enamoraría de él si es capaz de hacer que surjan sentimientos y versos como estos.

Coincido con las compañeras, ese final es...TÚ. Siempre tan original, me encanta.

Besos y un fuerte abrazo con todo mi cariño.

Rosa dijo...

Mi querida Mª Carmen, ese amor existe, pero en cada uno de nosotros. Es sólo cuestión de creer ¿Recuerdas la película GHOST?.

Te propongo que leas de nuevo el poema, pero ahora pensando en un amor que daña. ¿Verdad que sentimos las cosas de forma diferente?.

Un abrazo enorme corazón y todo mi cariño, sin posibilidad d tener más de una interpretación en este caso.

Emilio Porta dijo...

Ahora, un tiempo escaso antes de coger una bolsa y llenarla de algunos elementos de viaje, me llevo en mi equipaje tus palabras. Los afectos siempre se llevan puestos.
Y este poema - este espléndido poema - que tanto dice a un presunto implicado y que tanto nos implica a otros presuntos - está lleno de la mejor y más auténtica poesía. Está lleno de tí. Y eso hace que nosotros lo llenemos también un poco. Todo mi cariño, Rosa.

Rosa dijo...

Mi querido amigo desde hace ya muchos poemas: mi querido Emilio, no te alejes demasiado ¿vale?, pero descansa mucho y disfruta de este descanso tan necesario, porque a la vuelta te esperamos cargado de energía, pero de la positiva; esa que llevas tanto tiempo dejándonos a los demás y casi seguro gastando la que necesitas para ti en algunas ocasiones.

Gracias por tu cariño, tus palabras siempre me llenan de ternura y optimismo.

Un abrazo tan grande que casi no te quepa en la maleta, pero aún así,no dejes de llevártelo contigo.

Hasta la vuelta mi querido amigo. Ya sabes que te quiero

CAMPO LITERARIO dijo...

Estimada Rosa Jimena, en el escenario del amor, la posesión del amor no necesariamente es recíproca, ya que según dice la canción "...es más feliz el que más amó y ese siempre fui yo".

Un gran gusto leerte, con mucho aprecio,

Marina Tapia Pérez dijo...

jo! qué final, empieza y sigue "tan dulce" para dar después un golpe en plena cara. Me gusta, Rosa. Felicitaciones!