domingo, 14 de noviembre de 2010



No preciso buscarte en cada esquina;
me basta con saber que no vendrás
cuando te nombre.


33 comentarios:

IV Encuentro de Poesía en la Red dijo...

Hola Rosa, si te refieres a Manuel Martinez y Rosa, él reservo para los dos.
Si son ustedes dos los anotados, puedo ponerte a ti en la lista con el enlace de tu blog

Si son otros les anotaré en reservas.
Ya me dirás!!
Un beso Rosa de MarianGardi

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

No sabes lo que me cala.... te mando un abrazo inmenso

La Solateras dijo...

Otra de tus certeras perlas, Rosa. Precisa, concisa y perfecta.

Un besazo

Mari Carmen Azcona dijo...

Mi querida Rosa, sintética, estética...imponente en la esencia. Consigues con tu poesía que lo menos, siempre, sea más.

Besos y abrazos.

Manuel dijo...

Claro, después te dice Enrique "¡el pobre Manuel debe sentirse fatal!".

Y es que escribes unas cosas... tan claras, tan bien escritas que me maldigo por necesitar 15 versos para decir la mitad de lo que dices tú con solo tres.

Pero, con ese ritmo, puedes convocar al mismísimo demonio, que seguro vendrá.

Un beso.

Jose Zúñiga dijo...

Creo que te ha quedado un conjuro infalible: dilo. El nombre.
Exacta geometría en la esquina del verbo.
Bs

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Rosa:

Halago tu forma de expresarte con esa inteligencia y precisión.
Y Manuel que no se maldiga, que él también lo hace de maravilla.

Besos Rosa y felicidades.

Cris.

Anónimo dijo...

No son necesarios más versos para mostrar la asumida certeza de la ausencia... Esas palabras bastan, como la imagen de tu anterior entrada, para nombrar sentimientos.
Con admiración y cariño.
Un abrazo
Nines.

Jesús Arroyo dijo...

Así, sin anestesia ni nada...
Un beso.

Rosa dijo...

Luisa gracias por ese abrazo y por dejarte traspasar por lo que he escrito... Todo un honor tenerte.

Un beso

Rosa dijo...

Una de mis mejores perlas eres tú Ana, certera y casi casi perfecta, aunque queda esa imperfección que te hace tan querida.

Un abrazo agradecido por tenerte cerca.

Rosa dijo...

Querida Mª Carmen, lo mejor que consigo al escribir, son vuestros comentarios y los tuyos en especial, siempre son mucho mas... de verdad.

Un abrazo mi niña. Me alegra tanto tenerte cerca

Rosa dijo...

Manuel, ya sabes que Enrique dice eso, no por lo que tu necesitas escribir, para decir mucho mas —nunca la mitad— sino por invocar al demonio y que a alguien se lo pueda pasar por la cabeza que es el mismísimo TU cariño (jajaja!).

Gracias por tu apoyo en cada verso y siempre a favor.

Un beso

Rosa dijo...

José si revelo el nombre, el conjuro perderá su poder y se desmoronará el verbo ¿no crees?, pero si tú me lo pides, no podré resistirme… No lo hagas porfa.

Gracias por tu comentario corazón. Un beso

Rosa dijo...

Cris, muchas gracias por tus palabras. A veces creo que esa precisión en mis poemas es el deseo de que los que me leéis podáis completarlo y darle la riqueza de vuestro sentimiento.

Un abrazo con todo cariño

Rosa dijo...

Nines corazón ¡cuánto te echo de menos!. Tengo tantas ganas de leerte y darte un abrazo. Espero que antes de que termine el año, lo consigamos. Yo prometo poner todo de mi parte.

Gracias por tu cercanía en este momento y tantos otros que has compartido conmigo.

Un abrazo grande como nuestro cariño

Rosa dijo...

Jesús no tengo claro que me dices que me envías un beso sin anestesia; cosa que no sé si podré soportar, o que has sido capaz de leerme sin anestesia ni nada; cosa que dice muuuucho en tu favor mi querido amigo.

Gracias por tu comentario, cada día mas imprescindible para mi blog.

Un besito

Anónimo dijo...

Manda cojones!!!

Rashid.

Anónimo dijo...

Invoca al diablo,nena,si eso te hace escribir más,además no lo tienes muy dificil..uy..qué susto!!
Haber elegido muerte...!!!

La Manuela

Pilar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pilar dijo...

El comentario anterior es mío Rose! Es que me he arrepentido de hacerle caso a la gente que pone comentarios estúpidos... Asi que mejor lo borro y te digo que convoques a quien quieras que siempre lo haces genial.

Un besote

Rosa dijo...

Gracias Pilar cielo. Leí tu comentario; no así los anteriores, porque siendo sincera, solo leo a la gente que me aporta algo como tú y tantos amigos del blog. Los comentarios de otras personas, solo me producen tristeza, por tener una vida tan pobre.

Te quiero. Un beso enorme mi niña

Aarón García Peña dijo...

Hola, querida Rosa:

Hermosa y acertada manera de sugerirnos tu estado actual. Aprovecho para recomendarte que quisuprimas "en cada esquina".

Con mi cariño,
Aarón

Anónimo dijo...

Tener la certeza sobre cualquier aspecto o circunstancia de la vida, nos evita búsquedas inútiles.

Felicidades, Rosa. Este es un poema más de los tuyos: corto, intenso y lleno de inteligencia.

Un besito.

Mila

Nelken Rot dijo...

Y al igual que te acompaña el nombre, también llevas dentro a la persona, esa magia que es la mente y es el alma.

El encuentro existe.

Love

Nelken

Rosa dijo...

Aaron ¡qué alegría encontrarte en el blog!. Muchas gracias por tus palabras y por la sugerencia que me parece muy interesante y prometo “pensármela”.

Espero que nos veamos prontito… Desde luego el día 30 en la Tertulia Montesinos, seguro, porque no pienso perderme tu lectura.

Un abrazo corazón. Sabes que te quiero

Rosa dijo...

Hola Mila tesoro. Gracias por venir a dejar tu comentario, siempre lleno de sensibilidad y reflexión.

Tener la certeza sobre todo lo que nos rodea, me temo que es imposible, pero creo que lo importante es saberlo, para que nada nos pille “a traición”. A veces el factor sorpresa y la necesidad de reaccionar ante él, despierta las mentes dormidas (como decía alguien que conoces).

Un abrazo mi querida amiga

Rosa dijo...

Nelken cielo, gracias por tus dulces palabras. Eres siempre ese espacio de paz, donde descansar algún resto de tristeza que se empeña en quedarse un tiempo.

No sabes cómo me gusta encontrarte en el blog …

Gracias por tu magia, que sin duda nos envuelve a todos los que te leemos.

Un beso amor

Valeriano Franco dijo...

Durísimo, y ciertísimo, querida Rosa. Yo no me quisiera sentir afectado nunca por algo así, porque me caería redondo. Es como un hachazo a la raíz misma. Fenomenal.
Un brazo
Valeriano

Adolfo González dijo...

Yo no lo he leído como un conjuro, pero me ha gustado. Y también el poema de arriba. Pero más éste.

Veo que no actualizas mucho el blog, pero como he contabilizado bastantes visitas desde el tuyo y me gustan las dos cosas que he leído te acabo de poner un lazo para en mi blog para que los fieles lectores del mío vengan a conocerte.

Yo lo descubro hoy, día de navidad, así que algo tiene de Niño.

En el enlace puse "Rosa Jimena" a secas, pues eso de "Escritores en Red" he visto que lo hay en más blogs. Si no te gusta así, me pides que lo ponga entero, pero es que tienes un nombre bien guapo.

Salud!

Adolfo González dijo...

Qué curioso. Ayer, después de hacer mi comentario, vi que tú también me enlazaste. Ahora ya no, ya desapareció. Pero bueno! Yo mantengo el tuyo, que me gusta el sitio.

Rosa dijo...

Adolfo, muchas gracias por tu comentario y tu enlace, que me parece perfecto con el nombre solo.

Efectivamente, ví que había desaparecido tu enlace en mi blog -cosas de la red, imagino-, pero acabo de ponerlo de nuevo. Gracias por avisarme, porque te sigo hace tiempo, gracias al blog de José Zuñiga, que es donde te encontré.

Es cierto que no actualizo mucho el blog. LLevo una época algo complicada, pero prometo que después de estas vacaciones navideñas, lo corregiré, por lo menos un poquito.

Gracias de nuevo por tu comentario, que , efectivamente, no pretendía ser un conjuro, pero ya sabes cómo es ésto de la poesía; lo importante es aquello que nos llega.

Un saludo navideño

Rosa dijo...

Querido Valeriano, gracias por tu cariñoso comentario. Es un placer verte en mi blog.

Un beso