viernes, 14 de agosto de 2009


La pereza de tus ojos deja en mi cuerpo
el significado exacto
de la nada...

6 comentarios:

Manuel dijo...

¿cómo saber tu cuerpo si cada tarde te alejas con el viento me deja frío en la piel?.

Aprenderé la Diligencia que, contra Pereza, no hay quien la gane.

Todo sea por no llegar a ser "nada" en tu ser,

Anónimo dijo...

Remando.
Bien regresada seas, ¡oh Rosa de Jimena!, a este castillo ¡Ea!,de altísimas almenas.

Eriales.
Bonita oscuridad y queja enamorada el de esta túnica de ojos perezosos.


Un saludo cordial.
Santiago Solano

Emilio dijo...

Si sigues así vas a conseguir un libro de poemas y textos cortos que va a ser una auténtica revolución literaria...Y las ilustraciones... espero que acompañen al libro...Rosa, tu escritura desarma la Literatura de la farragosidad inútil. Adoro la síntesis y la intención exacta de las palabras y las frases. Te puedes imaginar, pues, que si pudiera colgar tu blog de mis paredes no dejaría de mirarlas con admiración y devoción, palabra que suena muy antigua, pero es lo que me inspira hoy lo que escribes.
Con cariño también, buenas noches.

Port

P.D. Ya ves lo contentos que nos ponemos todos con tu regreso.

antonio castillo dijo...

Enhorabuena Rosa. Cómo se cumple en tu caso lo de "Lo bueno, si breve, dos veces bueno". La verdad es que da un gran placer el entrar en tu blog y encontrarnos con la sorpresa de un corto pero intensísimo poema acompañado por esas imágenes de ensueño. ¡Artista!

Rosa dijo...

Hola a todos. Efectivamente, he regresado al trabajo, pero algo mas tarde de lo que creíais. La verdad es que lo mejor de la vuelta, es reencontrarme con vosotros, porque confieso que en vacaciones, salvo el día que colgué mi mini-poema y algún que otro escarceo por otros blog –mi querido Manuel me ponía la miel en los labios, al hablarme de lo que se cocía…-, apenas si he tenido contacto con el ordenador.

Sé que no me merezco tantas cosas hermosas como leo de vuestra mano, pero juro que me hace sentirme muy a gusto escribiendo para ser leída por gente tan especial y con tanta belleza.

Amigo Santiago, gracias por abrirme las puertas del castillo una vez más.

Querido Emilio, realmente me quedo sin palabras ante tanto cariño como pones al leerme. Lo que dices es tan bonito, que, aunque solo sea tu sentimiento -por el cariño que nos alcanza- me hace vibrar al leerte y siento que bien merece la pena seguir escribiendo para encontrarme con tus palabras . Gracias de corazón y de devoción –aunque suene antiguo-.

Antonio, aunque no hemos tenido la ocasión de encontrarnos aún, me siento encantada de tenerte cerca y sobre todo de que me leas con tanta generosidad.Gracias por tu aliento.

Y al fin, Manuel, me encanta que llames a la Diligencia para pelear con Pereza, pero sobre todo, me encanta que tu significado exacto, no tenga nada que ver con la “nada”. Eres un cielo.

Un beso enorme a los cuatro.

CRISTINA GARCÍA BARRETO dijo...

Querida Rosa:

El lenguaje de la mirada hace vacío a las palabras pues lo dice todo. Si éste se enturbia, la comunicación desaparece.

Te felicito por tu poema.
Besos,
Cris.